Hace poco estuve en el Evento de Innovación de ComputerWorld Colombia, el cual tenía como tema principal el IoP- Internet of People– quedé maravillado con la innovación tecnológica del famoso IoT- Internet of Things- sin embargo, el tema de conversación durante el break fue la privacidad.

Antes de entrar a hablar de la privacidad, voy a contarte qué es el IoT. El IoT o el Internet de las Cosas, es el futuro. Implica la conexión de todos nuestros aparatos electrónicos y electrodomésticos entre ellos- independientemente si tienen o no una pantalla- y a su vez cada uno a internet. Por poner un ejemplo, es como si la nevera que tienes ahora, cobrara vida y supiera lo que hace falta y automáticamente lo pidiera por internet. Ericsson se aproxima bastante a lo que sería el IoT en unos años con este vídeo.

Para muchos el vídeo nos deja asombrados con lo que se puede hacer con el IoT  pero, ¿qué provecho pueden sacar las compañías con nuestra información? Esa pregunta, me deja helado, porque ni a mi ni a nadie nos interesa que por ejemplo Samsung sepa qué canales veo, o cuáles son mis hábitos alimenticios. Las grandes compañías pueden recolectar información de uso anónima y con ellas desarrollar nuevos productos o servicios, lo cual no está mal. Pero, ¿si esa información cae en manos equivocadas?

La privacidad siempre será tema de debate.

Hace unos cuarenta años, era impensable que una compañía en el mundo tuviera acceso a tanta información como la tienen hoy día la mayoría de grandes empresas. La privacidad cada vez se diluye más y es tema de debate dependiendo del lado que se mire. Es decir, las grandes empresas se defienden con dos cosas principalmente: Términos y Condiciones y Política de Privacidad (que todos leemos, obviamente), con lo que no importa qué producto o servicio tienes si presionas el botón aceptar o sigues navegando en el sitio web, estás firmando un contrato con el que les das acceso a esa información “anónima”. Y la otra, es que las estadísticas que recolectan ayudan a mejorar el producto o servicio.

Conclusión

Si confiamos nuestra información a grandes compañías, les estamos dando el poder. Pero a cambio, mejoran el producto o servicio. Cada uno debe decidir que información comparte. Si eres una persona muy reservada, vas a preferir seguir viviendo afuera del IoT.

Por mi parte, y hablando como Ingeniero de Sistemas, busco la automatización de las cosas, por lo tanto, viviría encantado en el IoT.

 


Also published on Medium.

Comentarios

comentarios

Querido emprendedor,

¿Quieres entrar al mundo del emprendimiento? Pon por aquí tu correo y te enviaremos contenido único y útil para tu empresa ☺️📧❤️

Gracias por entrar a este maravilloso mundo