En mi época de Freelancer tuve un cliente que me contrató para que manejara las redes sociales (RRSS) de una de sus empresas, el problema era que él quería aumentar sus ingresos a través de las redes sociales. Yo posteaba únicamente contenido de interés como datos curiosos y fotos de los productos (platos, pasteles, tortas y demás) además de operar el servicio al cliente digital y la página web (e-commerce).

Todo iba muy bien, en el primer mes duplicamos el número de seguidores en Instagram, al cambiar la página web y adaptarla para el e-commerce aumentaron de igual manera las visitas. Lo que quería el cliente era dirigir el tráfico de las RRSS hacia la página para que compraran directamente los productos y aquí comenzó todo.

Al empezar a crear contenido guiado a que los usuarios de las redes compraran en la página web, la analítica arrojó resultados no muy positivos. Menos likes, menos conversación y menos compras en la página; menos interés de los usuarios hacia la marca. Al mostrarle al cliente los resultados de su “fabuloso” invento, el cliente me dijo lo siguiente:

Felipe, necesitamos mejorar los ingresos a través de las redes sociales. ¿Por qué no empiezas entonces a poner en los posts los precios de los productos?

A lo que yo le respondí:

He ahí el problema, las redes sociales sirven exclusivamente para posicionar las marcas en la era digital, si yo hago lo que usted quiere, el público no entraría a la página a ver el precio y menos a comprar, porque ya vieron el precio en las redes. Si se da cuenta las empresas grandes de alimentos únicamente ponen precios cuando se trata de promociones o días especiales, nunca ponen el precio de cada uno de sus alimentos porque la idea es que uno ingrese a la página de ellos a ver el menú y antojarse de más cosas.

Entiendo… ¿entonces qué podemos hacer?

Primero, crear un Blog en la página, así podemos de manera menos agresiva dirigir a los internautas a nuestra web. y dentro de la web generamos pop-ups o mensajes con promociones. Además empezamos a generar una reputación online.

El final de la historia es que todos fuimos felices y comimos perdices.

Como ves, las RRSS se crean para:

  1. Posicionar la marca.
  2. Generar recordación de la marca.
  3. Crear un canal de comunicación bidireccional entre el cliente y la marca.
  4. Comunicar las campañas publicitarias.
  5. Comunicar promociones.

Obviamente hay excepciones, conozco tiendas de ropa o de cosas para mujeres que ponen directamente el precio y les va muy bien sin embargo, no conozco más casos.

Las RRSS no sirven para que directamente una marca aumente sus ingresos. Todo es un embudo. Es muy diferente lo que pasa en el siguiente caso:

Tenemos una tienda de ropa, con ropa exclusiva y de buena marca a buen precio. No obstante, no se tienen los resultados financieros esperados. Se decide entonces crear una página de Facebook. Se ponen diariamente tres o cuatro publicaciones de la ropa, en las publicaciones se ve gente vistiendo la ropa también. También se ponen posts comunicando nuestra ubicación y horarios de atención.

¿Cómo funciona el embudo?

  1. Alguien ve la publicación de una camisa para hombre interesante.
  2. Ese alguien ingresa a la página y se da cuenta que la ropa está bien cool.
  3. Decide mirar dónde queda la tienda.
  4. No es tan lejos, así que decide ir a ver qué tal es. (Usualmente es el paso más lento, pueden pasar semanas.)
  5. “Alguien” entró a la tienda.
  6. Terminó comprando la camisa que vió y otras prendas.

Y las redes solo sirvieron como una valla publicitaria, nada más. Lo que hicimos fue posicionar nuestra marca. Así se pueden generar ingresos indirectos a través de las RRSS.

Si te gustó ya sabes qué hacer.


Also published on Medium.

Comentarios

comentarios

Querido emprendedor,

¿Quieres entrar al mundo del emprendimiento? Pon por aquí tu correo y te enviaremos contenido único y útil para tu empresa ☺️📧❤️

Gracias por entrar a este maravilloso mundo